Cómo hacer frente a una pérdida de datos

Cómo hacer frente a una pérdida de datos

Da igual el tamaño de tu empresa, si eres autónomo, pyme o un usuario… perder tus datos siempre resulta desolador

Vivimos en un mundo competitivo donde los datos, la información, es clave para mantenernos a flote en nuestro negocio y muchas veces para garantizar nuestra supervivencia como empresas. De hecho, la pérdida de información a nivel industrial, eso que se llama «desastre IT» hace que cerca del 60% de las empresas que han sufrido una pérdida de datos de sus clientes cierren en los 6 meses siguientes.

No se trata de asustarnos, sino de concienciarnos de que esos desastres pueden ocurrir en cualquier momento, no sólo por un fallo en las máquinas (hay estudios que dicen que un disco duro «muere» en el mundo cada 15 segundos), sino por borrados accidentales, porque somos personas las que manejamos la información, y el error humano es algo que va con nosotros y que es imposible eliminar.

No pensemos en «yo no fallo nunca» sino en «cómo me recupero cuando fallo»

¿Qué hacer entonces para hacer frente a una posible pérdida de datos?

Una buena costumbre es hacer backup de la información, es decir, una copia de seguridad de todos los datos que sean importantes para tu negocio. Pero no sólo importa saber qué datos copiar, sino cada cuánto debes hacerlo para garantizar tu continuidad, dónde guardas esas copias… y probar que tu sistema de recuperación funciona.

Pero además, incluso en el caso en el que el backup no haya funcionado, o simplemente no lo hayamos hecho, hoy en día existen herramientas gratuitas para la recuperación de la información.

Hoy os recomendamos una de ellas: EaseUS, que os podéis descargar aquí

Habrá casos en los que se necesiten herramientas más específicas, pero al menos ya tenemos soluciones que nos ayudan a estar un poco más tranquilos ante borrados accidentales que todos hemos hecho alguna vez, y que nos han hecho llevarnos las manos a la cabeza desesperados por tener que trabajar de nuevo.

Quedémonos hoy con un consejo: hacer copias es una buena costumbre, saber recuperarlas también lo es.

La información de nuestro negocio es su garantía de continuidad.