Desenmarañando una póliza de ciber-riesgo (1)

Desenmarañando una póliza de ciber-riesgo (1)

¿Cuántas veces un seguro es un contrato de adhesión que ni siquiera acabamos de comprender del todo? ¿Cuántas veces una cláusula «escondida» hace que en el momento de un incidente no estemos cubiertos como esperábamos? Es triste, pero el mundo de los seguros es a veces demasiado «oscuro» y se basa en el miedo. Sí, es así, el miedo que tenemos a perder nuestras cosas o la obligación que tenemos de contratarlo.

El caso de los ciberseguros es, además, especialmente sensible porque, aunque no queramos, el lenguaje tecnológico no siempre es para todos los públicos.

En ciber-seguro.org iniciamos una serie de artículos con la intención de ayudarte a comprender las coberturas de las pólizas de ciber-riesgo y las cláusulas que debes comprender cuando contratas una de ellas.

La primera pregunta es… ¿necesitas una póliza de ciber-riesgo?

La respuesta te la puedes dar tú mismo. Si la respuesta a estas preguntas es sí, lo más probable es que, efectivamente, la necesites…

  • ¿Tienes sistemas de información donde guardas datos personales o datos críticos para tu negocio?
  • ¿Estás conectado a internet?
  • ¿Te «duele» mucho una parada en tus sistemas? ¿Dejas de facturar si tus sistemas están caídos?

Pero ahora viene la duda… ¿qué opciones hay? ¿qué me cubren las pólizas?

Hay muchas soluciones de distintas compañías. Unas más grandes, otras más pequeñas, unas más especializadas, otras más generalistas, por lo que toca buscar la póliza que cubra los servicios que quieras tener.

A continuación, 6 coberturas que siempre debería tener tu póliza:

  1. Gestión de incidentes. En caso de que tengas un incidente de seguridad, te cubrirá los honorarios de asesoría legal, informática forense y relaciones públicas.
  2. Protección de datos y responsabilidad cibernética. Estarás cubierto ante reclamaciones o demandas que presenten tus clientes o cualquier afectado por un fallo de seguridad en tu red.
  3. Ciberextorsión. Te cubrirá ante las pérdidas resultantes de una amenaza de extorsión. Suele incluir rescates para poner fin a una extorsión y los honorarios de asesores especializados.
  4. Interrupción de la red o pérdida de beneficios. Te cubrirá ante pérdida de ingresos y gastos operativos cuando tu actividad se interrumpe debido a un fallo en la seguridad.
  5. Fraude de transferencia de fondos. Estarás cubierto ante una pérdida financiera que se produzca por una transferencia electrónica que alguien haya hecho de manera fraudulenta tras un ciberataque.
  6. Respuesta ante inspecciones y sanciones regulatorias derivadas de un uso indebido, control o proceso de datos personales (incumplimientos de RGPD)

Estos son sólo 6 coberturas que pueden significar la diferencia entre la continuidad o la muerte de tu negocio, pero hay otras muchas que iremos comentando en próximos artículos … desenmarañando una póliza de ciber-riesgo.

Si estás interesado en conocer en más detalle las coberturas, necesitas asesoramiento para la contratación de una póliza o quieres apoyo para elegirla, puedes contactar con nosotros a través de nuestro formulario, o enviándonos tus dudas a comunicacion@dooingit.com

¡Estaremos encantados de ayudarte!